Cada día cuando tu hijo sale de casa, esperas que tenga una persona a su lado que le cuide bien y le de cariño. Rubén tenía a esa persona, eres tú! Eres una persona hermosa y todo lo que haces es de corazón. Estamos muy tristes por tener que dejarte, y esperamos tu visita con toda tu familia, siempre bienvenidos en nuestra casa. Queremos darte muchas gracias de corazón por estos dos años con Rubén.

Muchos besitos.