Te quiero Yolanda, gracias por tu juventud, ganas de trabajar, de enseñar,  de divertir, de transmitir, para mi has sido algo mas que una señorita porque el cariño que te he cogido no se me va a olvidar nunca. Y mis padres siempre me lo recordarán, de eso estoy segura. Felicidades por ser tan especial. Te echaré mucho de menos

Muchos besos.